Volver

Tiempo Aproximado de Lectura: 7 minutos
Este articulo fue publicado hace 2 años. Por favor ten presente que este contenido podría no estar vigente o podría estar desactualizado.

Como un emprendedor(a) en Internet quizas no tienes el lujo de tener todo un departamento técnico en tu empresa. Seguramente tú eres el departamento web, soporte técnico y todo lo demás. Por lo tanto, si una persona o empresa te promete hacerse cargo de todo, desde el registro de tu dominio, el diseño y mantenimiento de tu sitio web, correos empresariales y hosting, parece una solución muy atractiva. Para un nuevo negocio esto puede parecer una solución inteligente, rentable y una cosa menos de que preocuparse ¿Verdad?.

Pero no siempre lo es

Cuando una parte significativa de tu negocio depende de tu sitio web o correo empresarial, un webmaster poco confiable o una mala empresa de alojamiento puede costarte tiempo y dinero. En algunos casos, puede arruinar tu negocio por completo.

A lo largo de los años nos hemos topado con cientos de clientes que sin saberlo tomaron algunas malas decisiones en el principio con sus activos web. Quizás contrataron a un amigo o al amigo de un amigo para sus necesidades web, o quizas no sabían donde encontrar un proveedor de servicios web profesional y ahora no estan felices con el resultado, las llamadas y los correos electrónicos se quedan sin respuesta, se necesita esperar una eternidad para hacer las cosas, o el proveedor de servicios simplemente no es capaz de proporcionar los servicios adicionales que se necesita para hacer crecer su negocio.

Por lo tanto, cuando comienzan a buscar un nuevo proveedor de servicios comienzan a darse cuenta de que no tienen absolutamente ningún control sobre ninguno de sus activos web actuales y no saben dónde está nada.

Para empeorar las cosas algunas empresas proveedoras de hosting, a veces no reaccionan bien cuando el cliente no está contento con ellos y quiere llevar su sitio web a otra parte. Comienza a menudo una batalla gigantesca por el control del sitio web, se ha visto amistades terminadas e incluso discusiones tan acaloradas que terminan en demandas. Para decirlo claramente, puede consumirte mucho de tu valioso tiempo e interrumpir seriamente tu presencia en Internet y tu negocio.

Si tu estas en esa situación hay algunas cosas que puedes hacer para prepararte antes de tiempo y evitar gran parte del drama. Si ya  contrataste a un nuevo webmaster o empresa de hosting (recomendado), el webmaster o la empresa de hosting necesitara unas cosas más para ayudarte a mover tu sitio web, incluso podrían ayudarte con los siguientes pasos.

Antes de cambiarte de proveedor de hosting asegurate de tener tu nueva cuenta de hosting configurada.

Ya que no sabes como va a terminar esto, es importante estes preparado con un nuevo proveedor quien pueda hospedar tu sitio web cuando llegue el momento adecuado.

Obten el control de tus activos web

Tu sitio web está compuesto por una serie de carpetas y archivos. Esos archivos están alojados en un servidor que los muestra cuando alguien accede a tu  dominio web. Con el fin de hacer una ruptura limpia de un mal webmaster necesitas obtener el control, o al menos tener acceso administrativo, al sitio donde tu dominio está registrado, donde tu sitio web está alojado, y a cada uno de los archivos que lo componen.

Busca los correos electrónicos o las facturas que tu antiguo proveedor de servicios te haya enviado para intentar encontrar las contraseñas y datos de inicio de sesión que probablemente ya tengas. También, trata de determinar si cometiste el error de aceptar un contrato donde el proveedor de servicios es dueño de todo, y tu estas «arrendando» los servicios, y sólo tienes derecho al uso de tus archivos siempre y cuando seas un cliente. Esa la forma como muchos Constructores Web Gratuitos trabajan y también una practica poco común en proveedores de hosting inescrupulosos que te obligan a pagar grandes cantidades de dinero para liberar tus archivos u obligarte a mantener el contrato, independiente de si deseas estar allí o no.

Su tu proveedor de hosting o webmaster no te da acceso a los archivos puedes intentar 3 cosas:

1. Trata de negociar una solución equitativa donde tu webmaster te permita terminar el contrato y obtener acceso administrativo a tus archivos
2. Si utilizas un CMS verifica que tienes derechos de administrador o superadministrador, algunos CMS te permiten generar respaldos directamente desde el panel administrativo.
3. Preparate para dejarlo todo y empezar de cero. Si esto parece inevitable, todavía puedes copiar tu contenido del sitio web para utilizar en la reconstrucción.

Muchos webmasters / Proveedores de Hosting son sólo afiliados o resellers que están alquilando espacio de un proveedor más grande. Si ese es el caso, podrías notar otra compañía mencionada en los correos de tu proveedor. Ciertamente este es un largo camino a recorrer, pero si sabes que tu proveedor de hosting o webmaster revende de una compañía más grande, puedes intentar apelar a la compañía madre. A pesar de que, usualmente no pueden interferir para entregarte tus archivos, quizas pueden poner presión sobre tu proveedor o webmaster para que arregle la situación o disminuir el riesgo de perder su cuenta en conjunto, lo que les costaría mucho más dinero que sólo perderte como cliente.

Si eres es dueño de tus propios archivos, todavía es necesario moverse como un ladrón en la noche, es posible que desees no informar a tu proveedor que vas a cambiarte, hasta el ultimo momento. Una vez que comiences a hacer preguntas tu mal proveedor o webmaster podría sospechar y quizas aplicar algun tipo de restricción. El fin de todo este asunto es que son tus cosas y deberías tener el derecho de llevartelas cuando quieras.

Tu dominio web

Tu dominio (la dirección URL o la dirección web de tu sitio web) es probablemente tu activo web más importante. Incluso si pierdes tu sitio web por completo y tiene que ser reconstruido, lo último que quieres hacer es tener que reiniciar con un nuevo dominio y perder todo el marketing que hayas puesto en él (nuevas tarjetas de presentación, nuevas cuentas de correo electrónico, papelería, etc).

Generalmente, tu dominio está registrado con un registrador de dominios web y debería estar a tu nombre. Si está utilizando un proveedor de servicios que se ha ocupado de eso por ti necesitas averiguar dónde está registrado y obtener acceso a la cuenta administrativa (Que, generalmente no es lo mismo que el acceso a tu hosting).

Una vez que hayas recibido esta información, asegúrate de que tienes acceso para controlar el dominio y puedes realizar acciones como el reenvío de dominios, las renovaciones y la administración de DNS (apuntar tu dominio a tu Proveedor de Hosting para que la gente pueda acceder a tu sitio web) .

Sin embargo, sólo porque tienes acceso al dominio no significa que tu lo posees. Comprueba la cuenta para asegurarte de que está registrada a TU ​​NOMBRE. Si tu lo registraste utilizando tu propia tarjeta de crédito, entonces lo es. Si no es así, puede que tenga que comprar tu propio dominio del antiguo proveedor de servicios.

Si está registrado a su nombre, cambia la clave del panel de administración de tu dominio web. Pero espera un momento…

¿Que pasa si no tienes control del dominio web?

Ese es el peor escenario, y si las cosas no van bien y tu proveedor o webmaster está tratando de cobrarte una cantidad ridícula para darte el control del dominio, necesitas prepararte para lo inevitable. Puedes perder tu dominio y dirección de correo electrónico. Si tienes todo en webmail descarga ya un respaldo de contactos y mensajes; si ya lo tienes configurado con Outlook, Thuderbird, u otros, entonces deberias tener todo respaldado en tu computador.

Registra el nuevo dominio que vas a utilizar y crea tu nueva dirección de correo electrónico para que puedas empezar a alertar a las personas sobre el cambio antes de perder el acceso completo al otro dominio.

Tu sitio web y hosting

Como se mencionó anteriormente, tu sitio web se compone de un grupo de carpetas y archivos. Necesitas tener acceso a esos archivos para que tu, tu nuevo webmaster o tu nuevo proveedor de hosting puedan respaldarlos (hacer copias). Incluso en el caso de una ruptura desagradable con tu anterior proveedor, si tienes tus archivos, puedes moverlos a un nuevo proveedor sin problema.

Si tu antiguo proveedor utiliza cPanel, y tienes el usuario y clave de dicha cuenta, tu nuevo proveedor de hosting, usualmente, deberia estar en capacidad de migrar todo en poco tiempo.

Si estás utilizando algún tipo de constructor de sitios gratuito, o algun sistema de alquiler, no podrás descargarte los archivos. En ese caso, por lo menos trata de copiar y pegar tu contenido fuera de tu sitio web y guardarlo en tu computadora. No podrás guardar la codificación, pero al menos puedes guardar las palabras e incluso guardar las imágenes que tengas.

También necesitarás acceso a la base de datos SQL para que puedas hacer una copia de seguridad de tu Base de datos tambien. Esto se accede generalmente a través de tu panel de control de hosting con phpMyAdmin. Si no tienes acceso a tu panel de control de alojamiento (o cPanel), tendrás que pedir una copia de seguridad de tu base de datos a tu proveedor o webmaster.

¡Importante! Si usas un CMS como WordPress o Joomla, tu sitio es inútil sin la base de datos. No importa cuántos otros archivos tengas.

Pero ¿qué pasa si todas estas cosas han sido registradas por el proveedor de servicios bajo su nombre?

Esto es un gran problema y genera una gran batalla entre el cliente y el proveedor o webmaster, pues quien hace esto usualmente busca generar una dependencia de sus servicios.

En este caso realmente no hay manera de librarse de ellos sin decirles la verdad, que deseas moverte, y tendrás que trabajar con ellos para que te entreguen tus cosas. Si tienes suerte, actuarán profesionalmente, tal vez te pidan que pagues una multa o recargo por romper el contrato y unos cuantos dólares para transferir tu dominio a un nuevo registrador.

¿Mi correo electrónico será interrumpido?

Sí. Si estas moviendo tu sitio web o cambiando la configuración de tu dominio, tu correo electrónico para ese dominio se interrumpirá. Esta es una de las razones por las que debes estar preparado con tu nuevo proveedor de hosting, para que tu (o tu nuevo proveedor) pueda mantener esta interrupción al mínimo.

Si todo va bien, y eres capaz de obtener el control de todos tus activos y se han preparado para agarrar tus cosas y marcharte, ahora es el momento de cambiar todas tus contraseñas, y eliminar cualquier nombre de usuario o contraseña que le de acceso a tu anterior webmaster. Esto puede sonar innecesario al principio, sin embargo, hemos visto demasiados proveedores de hosting o webmaster actuar de manera no profesional y maliciosa cuando un cliente ya no quiere sus servicios. Sí, incluso amigos y familiares.

Lo mejor es prepararse para el peor escenario a ser mantenido como rehén, o peor aún perder el sitio web por completo.

Tu proveedor perfecto debe permitirte tener acceso completo a tus activos web, y no colocar ningun tipo de restricción cuando desees marcharte.

Si estás en la desafortunada situación en la que tu proveedor de servicios no aparece por ninguna parte, puedes contactar con nuestro equipo de atención al cliente. Las probabilidades son escasas dependiendo de cada situación, pero podemos ayudarte a rescatar algunos de tus activos antes de que se pierda todo.