Volver

Tiempo Aproximado de Lectura: 3 minutos

Aprende los factores clave para guiar tu decisión

Ahora que los navegadores muestran advertencias de “No seguro” para las páginas web servidas a través de HTTP, tomar la decisión de proteger todo tu sitio web con certificados SSL / TLS es una tarea fácil. Lo que no es tan obvio es qué tipo de certificado es el adecuado para tu web.

Sin orientación, elegir el certificado SSL correcto puede ser un poco abrumador. Pero, es demasiado importante para dejarlo al azar. Tu reputación y éxito en línea dependen de tomar una decisión informada. Los compradores en línea adquieren más experiencia por minuto y la solución de seguridad del sitio web dice mucho más sobre ti de lo que crees. Estos son los factores clave que debes considerar al decidir qué certificado SSL es el adecuado para ti.

¿Cuántos dominios y subdominios necesitas proteger?

Los certificados SSL aseguran un nombre de dominio o URL. Cuando tienes que proteger varios dominios y subdominios, las cosas pueden ser un poco caras y difíciles de administrar. Ahí es donde entraron los Certificados Wildcard y Multi-Dominio. Te ahorran dinero y simplifican la administración.

¿Qué tan importante es la validación de identidad?

La confianza es la moneda en línea más valiosa de hoy, sin importar qué tipo de sitio web tengas. Todos los certificados SSL incluyen cifrado para proteger los datos en tránsito, incluidos los nombres de usuario, las contraseñas y la información de la tarjeta de crédito. Pero debes decidir qué nivel de autenticación de identidad, también conocido como validación, es suficiente para que tus visitantes se sientan cómodos y sin duda de que eres una organización legítima y no un sitio de phishing. Cuanto más premium sea el certificado SSL, más profunda será la validación, más visibles serán los indicadores de confianza visual y más seguros estarán tus visitantes.

¿Cuáles son tus metas?

Si tu reputación en línea es un factor clave para tu éxito y tu objetivo es maximizar las conversiones, la confianza es esencial. Los estudios muestran que el 85% de los compradores en línea buscan específicamente sitios web que muestren símbolos de confianza. Los certificados SSL de validación extendida (EV) muestran indicadores visuales reconocibles al instante, y se ha demostrado que aumentan las ventas.

¿Cuánto riesgo puedes correr?

Los certificados SSL generalmente vienen con una garantía por lo que, en caso de que se produzca un hackeo o una violación de datos que resulte de una falla en el certificado, estarás cubierto. Los niveles de garantía varían, con algunos certificados de gama baja, como DV y algunos OV, que cubren hasta $ 10,000 en daños y algunos productos de gama alta que ofrecen hasta $ 1,750,000 en cobertura.

Reglas generales

Si está ejecutando un blog o un sitio web personal que no sea de comercio electrónico, un certificado SSL de Validación de Dominio (DV) probablemente sea suficiente. Son rápidos, sin lujos y proporcionan cifrado básico con validación de un solo dominio.

Si deseas probar que tu organización es legítima, pero el EV está fuera de tu presupuesto, un certificado SSL de Validación de Organización (OV) podría ser una buena opción. Proporciona un poco más de autenticación y viene con un sello de sitio dinámico en el que se puede hacer clic, para que los visitantes puedan sentirse más seguros de que realmente estas tu en el otro extremo Para los sitios de comercio electrónico, un SSL OV debe ser el mínimo absoluto.

Si eres una marca nacional o global, deseas maximizar la confianza y las conversiones, y mostrar claramente a los clientes que tu seguridad es una de tus principales prioridades, un certificado SSL de Validación Extendida (EV) es el camino a seguir. El proceso de autenticación es el más extenso, por lo que toma un poco más de tiempo, pero la recompensa es que muestra información más detallada en el certificado para que los visitantes se sientan completamente cómodos. Los estudios demuestran que los EV aumentan las conversiones.

¿Todavía no estas seguro/a? Estamos aquí para ayudarte.